El agua en el acuario

Publicado por el 25 de Enero del 2011 Imprimir

El agua en el acuario
0saves

El agua es la fuente de vida por excelencia. Para mantener vida en ella tiene que tener unas condiciones específicas que en la naturaleza se dan sin problemas, pero que en un hábitat reducido como es un acuario, su estabilidad depende de nosotros. Aquí podeis encontrar todo tipo de accesorios para acuarios indispensables para mantener el agua en condiciones: Limpiar acuarios y aquí los sistemas de filtrado: filtros acuario.

En un primer momento la calidad del agua depende del ambiente en el que nos hallemos. Conforme sabemos por el ciclo del agua, el agua de lluvia inicialmente es muy pura pero conforme va atravesando la atmósfera y los sustratos se va cargando de elementos contaminantes. Más tarde el tratamiento químico que realiza el ser humano en el agua potable puede tener elementos nocivos para los peces como cobre, cloro y zinc. A todo esto hay que sumarle los fenómenos químicos y biológicos que se dan en el interior del acuario. Para tener peces, plantas y demás seres vivos en condiciones óptimas es indispensable que las condiciones del agua se correspondan con su biotopo natural.

Cabe añadir que el agua de lluvia que podamos recoger es menos pura que el agua del grifo. El agua de lluvia contiene la polución de las ciudades, haciéndola inutilizable para rellenar acuarios, mientras que el agua del grifo mantienen una calidad constante que todos podemos saber contactando con nuestro ayuntamiento.

Los orígenes del agua que se usa para acuarios marinos son diferentes ya que los peces de estos hábitats solo requieren un tipo de agua concreta. Por un lado tenemos el agua marina natural de las costas ideal mientras tenga buenas condiciones y no esté contaminada. Y por otro lado el agua de mar reconstituida, a base de sales que venden en tiendas especializadas, mucho más pura y exenta de parásitos.

En los tests que podemos encontrar en los comercios los valores que nos darán son GH (dureza total), KH (dureza de carbonatos), pH (grado de acidez), NH3 (amoníaco), NO2 (nitritos) y NO3 (nitratos).

Todos estos compuestos son tóxicos, los niveles máximos dependen del tipo de peces pero en general son de GH (dureza total) 6-16º, KH (dureza de carbonatos) 3-10º, pH (grado de acidez) 6,5 – 8,5, NH3 (amoníaco) 0 mg/l, NO2 (nitritos) menos de 0,1 mg/l y NO3 (nitratos) menos de 25 mg/l.

GH (dureza total)

Las aguas con alto contenido en sales calcio y magnesio son duras y las de bajo contenido son blandas. Es un parámetro solo a tener en cuenta en agua dulce ya que en agua marina es innecesario determinar su dureza.

Los requerimientos de los peces en relación al grado de dureza dependen de su procedencia y siempre estarán mejor en un agua lo más parecida a la de su hábitat. Los peces no toleran los cambios bruscos de dureza y si los hay puede haber efectos negativos. Si el agua del grifo tiene una dureza mayor o menor a la que necesitan es mejor mantenerlos con la que tienen que ponerse a cambiarla ya que podría ser fatal para ellos. Eso sí, hay que tener en cuenta que esto se aplica solo a los peces, en cuanto a los huevos si que hay que intentar que la dureza del agua sea la más parecida a su hábitat ya que los huevos no tienen capacidad de adaptación.

Tipos de agua DH
Agua muy blanda 0 – 4
Agua blanda 4 – 8
Agua levemente dura 8 – 12
Agua dura 12 – 18
Agua muy dura 18 – 30

KH (dureza de carbonatos)

Es el contendido de bicarbonatos en el agua. Contribuyen a la estabilidad del pH por lo que tienen una relación directa sobre el bienestar de los habitantes del acuario, si se modifica el KH se modifica también el pH. Para la mayoría de los peces de agua dulce los valores de KH deben oscilar entre los 3ºdH y los 10º dH.

pH (grado de acidez)

El pH es el resultado de la combinación de todas las materias acidas y básicas disueltas en el agua. El pH se considera neutro con un valor de 7.

Si se somete a los peces a cambios repentinos de pH tiene como consecuencias directas sobre la salud de estos, manifestándose en perdida de color, asimilación deficiente del oxígeno y en una posible formación de mucus sobre la piel.

NH3 (amoníaco), NO2 (nitritos) y NO3 (nitratos)

A través d e los excrementos de los peces, de los restos de plantas y de los restos de comida el agua del acuario recibe combinaciones de nitrógeno que son desintegradas en varias fases.

En primer lugar se forma amoniaco (NH3) que es tóxico o no dependiendo del pH, con un valor de pH superior a 7 el amoníaco es tóxico y si es inferior no lo es. Si los peces son sensibles un contenido de amoníaco durante un tiempo prolongado de 0,1 mg/l puede tener efectos dañinos mientras que con 0,5 mg/l es letal. Las bacterias del género nitrosomas, que anidan en el filtro del acuario, desintegran el amoniaco convirtiéndolo en nitrito.

En este punto cabe hacer hincapié en la importancia de la maduración del acuario. Si introducimos los peces al poco tiempo de llenar nuestro acuario veremos que van muriendo poco a poco a causa de una alta concentración de nitritos. Esto es por que aún no se han formado las bacterias que ayudan a que el agua se mantenga en buenas condiciones. Las bacterias nitrificantes se desarrollan al cabo de unos dos meses de estar el acuario en funcionamiento sin ningún ser vivo dentro a excepción de plantas.

El nitrito (NO2) es muy nocivo para los peces y tan solo los filtros de tipo biológicos, pueden garantizar concentraciones menores de 0,1 mg/l. Los filtros mecánicos y químicos no eliminan todos los contaminantes presentes. No debe rebasar 0,25 mg/l durante mucho tiempo ya que puede ser problemático para los peces de agua dulce. Hay diversos factores por los que se pueden incrementar los niveles de nitritos: grandes depósitos de detritus en el fondo, filtros sucios, fallos en los cambios parciales de agua, exceso de alimentación y la consiguiente acumulación de restos orgánicos y sobrepoblación del acuario (1 l de agua por cada cm que mida el pez).

Durante la última fase de desintegración las bacterias nitrobacter convierten el nitrito en nitrato (NO3), que es relativamente inofensivo. Sirve como alimento para las plantas pero en niveles elevados es dañino para plantas, peces ornamentales y fomenta el crecimiento de algas. Un contenido de 25 mg/l significa que el agua está contaminada, entre 50 y 100 mg/l se recomienda una renovación parcial y si es superior a 100 mg/l es necesario cambiar el 80% del agua del acuario mediante sifoneo (para retirar los detritus del fondo) teniendo siempre en cuenta que esté a la misma temperatura y que tenga las condiciones óptimas.

Finalmente el correcto oxigenado del acuario es indispensable para la vida tanto de nuestros peces, como de los demás organismos vivos (como son las bacterias). En el medio natural el oxígeno llega al agua a través de la agitación superficial del agua. En el acuario la bomba de aire es indispensable para oxigenar correctamente el agua incorporando oxígeno de la atmósfera y liberando anhídrido carbónico. La oxigenación, a demás de servir para renovar el oxígeno en las capas más profundas del acuario, también sirve para igualar la temperatura en todo el tanque. Hay que saber que la temperatura y la salinidad influyen en su disolución.

0ºC = 0.048 cc/l
15ºC = 0.034 cc/l
20ºC = 0.013 cc/l
25ºC = 0.028 cc/l
30ºC = 0.026 cc/l

Acuario de agua dulce Cuidados básicos

Related Posts

Un Comentario

  1. Son correctos los valores??, 5 años antes

    […] y gastarme menos pasta, q hay crisissss Aki teneis una pagina muy interesante, os paso el enlace El agua en el acuario haber si entre todos solucionamos algo, jejeje Yo voy a aprendermela d memoria como si stuviera […]


Publica tu comentario

Deberías Iniciar sesión Publicar un comentario.

Recomendamos

Archivos

Conecta ahora más fácil que nunca

Tags