Decorar acuario de agua dulce

Publicado por el 25 de enero del 2011 Imprimir

Decorar acuario de agua dulce
0saves

Hacer de nuestro acuario un placer para la vista no solo ayuda a recibir elogios, sino que también es un signo de que nuestro pedacito de naturaleza se encuentra o ha alcanzado el equilibrio que todo acuarista desea. Si nuestras plantas crecen fuertes y su color es uniforme y definido pero los peces se muestran aletargados, descoloridos y boqueando en la superficie es señal de que algo malo está sucediendo, esto podría deberse a un exceso de materia orgánica en descomposición; nutrientes que son aprovechados por las plantas pero, que en exceso, termina con la vida de los peces.

También tendremos problemas si introducimos especies incompatibles sin que lo sepamos. Un error común es incorporar un nuevo habitante sin investigar sobre sus comportamientos, pero es algo que trataremos cuando dominemos temas más simples que es necesario conocer. La incompatibilidad no se da solo entre especies vivas, mas de una ves nos a pasado que al tener un acuario puesto a punto, con una buena filtración a cargo de nuestras placas de fondo, se ve inutilizado en el transcurso de unas horas debido a que nuestro nuevo pez resulta tener hábitos de excabador; es por esto que es completamente necesario investigar, por mas engorroso que parezca, sobre las especies que vamos a adquirir; de lo contrario habrá que atenerse a las consecuencias.

NORMAS GENERALES DE LA DECORACIÓN

Como generalidades de la estética del acuario podríamos decir que luego de solucionar los problemas planteados anteriormente, lo único que resta por hacer es acoplar la partes para formar un todo funcional y atractivo, teniendo en cuenta (os siguientes consejos:

Donde colocar el acuario

Lo primero que debemos hacer es elegir el lugar físico destinado a recibir nuestro acuario. Parece de una simpleza sin importancia pero de no elegirse adecuadamente, al cabo de unos pocos días difícilmente se podrá distinguir a nuestros peces debido a la proliferación de algas que aprovechan al máximo cualquier tipo de radiación solar. Tener esto en cuenta también ayuda en la elección de la intensidad y tipo de iluminación artificial, no es lo mismo la energía que demanda un acuario ubicado en una habitación oscura, de aquel que se encuentra en un espacio iluminado con un buen aporte de luz natural.
Una vez que hemos elegido el lugar en el cual va a estar nuestro acuario, es hora de ver sobre que vamos a montarlo. Lo mejor es destinar un mueble solo a nuestro hobby, lo que permitirá que nuestros utensilios no deambulen por la casa y nosotros con ellos cada vez que los necesitemos; también es de gran ayuda saber que no habrá nada que pueda arruinarse por culpa del agua que pueda derramarse del mantenimiento de nuestro acuarios o en el caso de que unos de los cristales sufra un accidente, por eso es aconsejable ubicar las peceras lejos de los lugares de transito pesado o niños con marcada actividad física. Como Últimos consejos es bueno prever el fácil acceso a un toma corriente para evitar la utilización de alargadores, así como también es muy importante la aislación del piso de la pecera del de su soporte para evitar las vibraciones y sus riesgos mediante la utilización de tergopol o algo de similares características.

El sustrato correcto

El decreciente uso del filtro de placas permite que los densamente plantados sean mucho más viables que hace algunas décadas atrás. Sin embargo este tipo de filtro sigue siendo la opción más elegida para los acuarios de poco litraje (según lo acuaristas europeos, hasta 60 litros) debido a la variedad de plantas y peces que estos recipientes pueden llegar a sustentar, o por tos acuaristas principiantes debido a la relativa simpleza de instalación y limpieza.
Este sistema de filtrado es inútil si se utiliza con especies de hábitos excavadores como por ejemplo; Geophagus, Melanochromis, Herotilapia, Astronatus, etc. También es un problema si nos interesa mantener plantas debido a que no nos permiten la adición del correcto sustrato nutritivo y, porque además, y por que además las raíces, una vez establecidas y propagadas dificultan la limpieza del filtro por lo que la mejor opción para este tipo de filtrado es la utilización de macetas; que permite la correcta adición de sustrato nutritivo adecuado y la contención de las raíces.
Lo mismo podríamos decir, con respecto a los peces, si el sustrato posee una bicapa formada por una parte nutritiva (latelita, arcilla, turba, mezcla comercial, abono, etc) y otra inerte (granza); poca utilidad tiene esto si nuestros peces van a revolver el sustrato y dejar la capa nutritiva suspendida en la columna de agua, obligándonos a realizar un cambio urgente de la misma. Un método muy utilizado consiste en separar las dos capas mediante alguna tela que permita que las raíces traspasen pero que impida que los peces lleguen a suelo orgánico.
Por Ultimo es aconsejable que Ia granza describa un efecto escalonado decreciendo hacia la parte delantera del acuario, de esta manera podemos apreciar todos los detalles de comportamiento de peces y crecimiento de plantas aportando un efecto de profundidad bastante aceptable, 10 cm en la parte posterior y de 5 a 3cm en la sección delantera serán suficientes para lograrlo.

Materiales decorativos

Una vez listo el suelo es hora de decorarlo, todo elemento a introducir debe estar perfectamente limpio a cargo de agua corriente y un buen cepillo libre de agentes químicos como detergentes o limpiadores.
Los troncos elegidos deben de ser curados, la mejor forma es hervirlos y limpiarlos con un cepillo con cerdas de acero para eliminar la corteza que pueda desprenderse; las rocas deben ser adecuadas, debido a que si son calizas y nuestro acuario de tipo amazónico tendera a aumentar la dureza y a inestabilizar el pH. Lo mismo ocurre si los troncos se introducen en un acuario de lagos africanos pero el efecto se produce de forma inversa, baja el pH y la dureza.

Plantado del acuario

Mientras dejamos que el acuario se estabilice, podemos dedicarnos a la elección de la especies de plantas a mantener. Debemos recordar siempre que las plantas, al igual que los peces, poseen requerimientos en la condiciones del agua y que se suma el factor iluminación, estos requerimientos no deben de ser ignorados si pretendemos que nuestro acuario marche sobre ruedas y que las plantas muestren todo su esplendor.
Para que la decoración a cargo de estos habitantes nos ayude a ocultar lo artefactos anti-esteticos de nuestra pecera es aconsejable describir una «herradura», en la cuales los elementos de decoración, en conjunto con las plantas, ayudan a camuflar lo aparatos eléctricos. También debemos colocar las plantas de manera escalonada, ubicando las más pequeñas en la parte delantera y los grupos de grandes plantas en el fondo a forma de cortina, dejando el centro del acuario para la realización de guaridas y para las plantas de tipo solitarias.
Se debe aclarar que las especies tanto de plantas como de peces deben de ser compatibles para evitar el malestar de alguno de los dos habitantes, por ejemplo; si mezclamos al hermoso Uaru a. (Chiclidae) con una dieta a base de vegetales, con un acuario plantado, el resultado no será, de seguro, el esperado. La regla cambia para lo acuarios africanos, en donde la vegetación no es más que densos bosque de Vallinerias, acompañados de laderas rocosas, por lo que ocultar los artefactos eléctricos no es tarea sencilla. Lo más eficiente será la realización de estructuras destinadas a estos fines, asegurándose de no dejarlas en equilibrio, lo correcto será asegurarlas con adhesivos (silicona); ya que las plantas podrían acabar bloqueando el filtro con hojas viejas, y en el caso de colocarlas cerca del calentador, es probable que terminen muriendo debido a la gran radiación calórica desprendida por el mismo.
Lo mejor será prescindir de las plantas en absoluto, o , en su defecto, hacer densos grupos protegiendo sus raíces de un tamaño adecuado para que los animales no tengan acceso a sus partes más débiles y terminen por desplantarlas, o en el peor de los casos destruyendo la roseta, Además de las Vallinerias, otro tipo de vegetación que resiste bien la vida con ciclidos africanos o con peces que basan su dieta en vegetales, es el helecho de Java, aunque si nuestra idea es hacer un acuario geográfico, deberemos abstenernos ya que pertenece a la región de Borneo y sudeste Asiático.

Conclusión

Siguiendo estas reglas básicas podremos lograr un acuario atractivo y funcional, evitando los inconvenientes de la prueba y el error, que al cabo de un tiempo terminan por desanimarnos y el proyecto no se lleva a cabo.

Propiedad de: elacuaristacuyano.com.ar

Acuario de agua dulce Cuidados básicos

Related Posts

Publica tu comentario

Deberías Iniciar sesión Publicar un comentario.

Recomendamos

Archivos

Conecta ahora más fácil que nunca

Tags